“Mi perrito chihuahua llamado Teo se sentía muy presionado a cuidarnos a mi otra perrita chihuahua Mika y a mí, vivimos los tres solos, el “cuidarnos” le provocaba mucho estrés por que sentía mucha responsabilidad. Cuando Eri me lo comentó, me hizo total sentido, por que yo, sin saber que lo afectaba, todo el tiempo jugaba con él y le decía que era él, el “macho de la casa y que nos debía de proteger”. En cuanto ella me comentó cómo se sentía, empecé a decirle que él sólo tenía que ser guapo y ya, hubo un cambio muy fuerte en su confianza (es un perrito que adopté y desde que llegó a mí era muy inseguro). Ahora es mucho más seguro, es más fácil que se acerque a otras personas aunque no las conozca mucho.»

Interespecies

Gabriela G. & Teo

Abrir WhatsApp
1
Hola 🤗
¿Tienes alguna pregunta acerca de los cursos, talleres, meditaciones, terapias o de la tienda en línea? ¿Cómo te puedo ayudar?